¡¡Nos trasladamos!! ¿Nos acompañas también en este nuevo trayecto? Te esperamos en haciaotroconsumo.es

viernes, 6 de septiembre de 2013

Tecnología 3D y sostenibilidad: la revolución de la impresión 3D (2º parte)

   No existe razón válida por la que debamos adaptarnos a los dictados de la tecnología. Por el contrario, si sabemos mantener el norte, es la tecnología la que debería adecuarse a resolver las necesidades humanas.

   En la era de internet, las condiciones son óptimas. Colaboraciones en red, fuentes abiertas o conocimientos distributivos se afianzan y se acrecientan en el quehacer diario.

Imagen: http://3dprintshow.com/category/paris2013 

   En el post anterior, figuran algunos ejemplos de desarrollo de herramientas 3D, que dejan ver el gran potencial que posee esta técnica en su aporte a la sostenibilidad. Las posibilidades se presentan, fundamentalmente, en el ámbito de la impresión 3D, ya que la facilidad para acceder a impresoras y diseños de todo tipo, sumado a los bajos costes, propician su desarrollo y la presencia en los hogares.

   Actualmente, la mayor limitación radica en que solo pueden fabricarse objetos a partir de un único material, generalmente plástico; por lo tanto, todavía no pueden combinarse diferentes elementos en una misma impresión.

 Makerbot: Impresora 3D de uso doméstico
   Imagina poder imprimir la pieza que necesitas para arreglar tu electrodoméstico, o el juguete para el cumpleaños del peque de la familia, o lo necesario para hacer realidad tu propio emprendimiento.

   ¿Y si, además, fuera posible convertir tus residuos plásticos en el material de impresión, disminuyendo todavía más los costos?

Deja de imaginar, porque todo esto ¡ya se está realizando!


   Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan, bajo la dirección del profesor Joshua Pearce, ha ideado una unidad de reciclado llamada RecycleBot, gratuita y de código abierto, a la que se puede acceder desde la plataforma Thingiverse.

   Pearce cree que si se proveyera de esta tecnología (impresoras, unidades de reciclaje y capacitación) a las personas que viven en vertederos, por ejemplo, no solo serían capaces de dedicarse a reciclar y fabricar productos útiles, ¡sino también de convertirse en proveedores de fibra plástica para impresión de comercio justo! ¿No sería fantástico?

   Similar al de RecycleBot, es el mecanismo que utiliza la unidad de reciclado de la marca Filabot:



   A pesar de que el plástico es la materia prima más utilizada en impresiones 3D, otros materiales base, reciclados y reciclables, como madera, sal, cemento y papel, también están siendo empleados. En cuanto al metal, se han hecho avances en la fabricación de tecnología "que podría ser utilizada para proporcionar energía a cosas pequeñas, como sensores inalámbricos y dispositivos médicos". 

   En recientes investigaciones de laboratorio se consiguió fabricar la primera batería impresa y, mediante una integración de tecnología electrónica y tejido biológico, un oído "biónico". 
   En la misma línea, recientemente fue noticia la última innovación que facilitaría la reproducción de órganos: la impresión con células madre

   Un rápido avance se está produciendo en distintas esferas de la sociedad. En el ámbito de la educación, el lanzamiento de un proyecto de integración de impresoras en las escuelas de la ciudad de Nueva York, o el puesto en marcha en la Biblioteca Pública de Chicago, son una muestra de ello.

   Y así podemos seguir...

   
Coche Urbee
   El coche Urbee presume de ser el primer coche impreso en 3D y el más ecológico jamás fabricado, debido a su eficiencia energética y a que mitiga al máximo la huella medioambiental, tanto en la impresión de su cubierta externa como en el acabado interno.

 Partes y componentes para la industria aeronáutica impresos con
tecnología 3D, 5 veces más duraderos que los tradicionales.

Villa Asserbo: la vivienda global mediante impresión 3D.

   Los límites entre diseñador, fabricante y consumidor están desapareciendo, también en el mundo de la moda
Bikini a medida

Alta costura en 3D

   Un proyecto de investigación, que está siendo financiado por la NASA, se encargará de crear una impresora 3D que "supondría la sostenibilidad de la comida en el futuro de la Tierra y la solución a un gran problema de los viajes espaciales" (Esperemos que no intente también patentar los "materiales base").

La Nasa tras la financiación de una impresora 3D de comida.

   Siguiendo en la línea de la alimentación, los maestros pasteleros estarán de parabienes con la primera impresora de chocolate que ha sido fabricada en Reino Unido. 

Primera impresora 3D de chocolate

   Diseñada, desarrollada y ensamblada a mano en Oiartzun, Gipuzkoa, la impresora Tumaker Voladora Green es un diseño open source, que imprime con materiales biodegradables y con un bajo consumo de energía. 

   La start-up catalana Natural Machines prevé comenzar a vender hacia fin de año una impresora que permitirá diseñar recetas dulces y saladas, e imprimirlas en casa.  

Natural Machines



   En cuanto a las grandes impresoras industriales, quiero destacar la D-Shape, diseñada por Enrico Dini, capaz de imprimir edificios cuatro veces más rápido que si se construyeran de manera convencional. El sueño de Dini consiste en poder terminar la Sagrada Familia.  

D-Shape: enorme impresora con la que su diseñador sueña terminar la
Sagrada Familia.
   Las innumerables utilidades de toda esta tecnología merecen ser expandidas. Se calcula que, a este paso, en unos 50 años se podrá hablar de impresión molecular, lo que permitirá imprimir en cualquier tipo de material, a partir de unos pocos elementos básicos, como hidrógeno u oxígeno.

   Espero que el fin último resida en sostener el infinito entramado del que resulta el maravilloso equilibrio natural. 

   ¿Estaremos por lo tanto en la antesala de la Tercera Revolución Industrial?

   Tengo claro que, visto lo visto, no me disgusta nada la idea.


   -----------------

   Otras fuentes y más información:








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios se esperan y se agradecen!